lema

"Más de 55 años mirando al futuro" / "55 urte baino gehiago etorkizunera begira"

jueves, 15 de noviembre de 2012

Mi experiencia

Son muchas las personas que desde 1960 han formado parte de la Junta Directiva de la Mutualidad Funeraria de Trapagaran. Como ya os comentábamos en un post anterior, esta mutua está conformada como una Entidad de Previsión Social Voluntaria (EPSV), lo cual implica, entre otras cosas, que tenga un sistema de autogestión, es decir,  que sus órganos de gobierno (Asamblea General y Junta Directiva) tengan una composición democrática.
Es más, según se recoge en los Estatutos de la propia Mutua, cualquier mutualista podrá ser elegido para formar parte de la Junta Directiva por un periodo de 2 años.
[Recordaros que el Artículo 15 indica textualmente que uno de los deberes de los socios es "ser miembro de la Junta de Gobierno si es elegido por la Asamblea General"]

En esta ocasión queremos trasladaros la experiencia vivida por una de esas personas. Para ello, nos hemos puesto en contacto con Ana Hernández quien en la Asamblea General de 2008 fue elegida para formar parte de la Junta Directiva, en ese caso asumiendo el cargo de Vicesecretaria.
Según nos comenta Ana: 
"Si bien en un principio se hace duro pensar que durante 2 años (y una vez a la semana) tienes la obligación de acudir a la Sede de la Mutua para atender y dar respuesta a las consultas que los asociados y asociadas puedan plantear, la experiencia vivida durante aquel periodo fue muy positiva. Sobre todo, porque el ambiente entre los miembros de la Junta fue muy bueno. Además, esa participación te permite, por una parte, colaborar activamente en un proyecto que nació en nuestro pueblo y cuyo objetivo es dar un servicio a los vecinos y vecinas del propio municipio; y, por otra parte, te permite conocer los entresijos que conlleva la gestión diaria de este tipo de organizaciones que, por cierto, son muchas".
Asimismo, indica que para ella fue una sorpresa salir elegida, ya que, si bien es socia de la Mutua desde 1990, nunca pensó que algún día sería parte de la Junta.

Ser miembro de la Junta permite, además, conocer e intercambiar ideas y/o propuestas con el resto de Directivos, e incluso "discutir" sobre algunos temas relacionados con los servicios que se prestan a los mutualistas.

Como conclusión, y visto su caso, Ana no duda en calificar lo vivido como "una experiencia muy interesante y satisfactoria". Es más, anima a los actuales mutualistas a que participen más activamente en el funcionamiento de la Mutua, para lo cual, os recordamos, existen dos formas: por una parte, asistir a las Asambleas Generales y realizar allí todas las propuestas que se consideren de interés; y, por otra parte, participar en la propia Junta Directiva (órgano que gestiona el día a día de nuestra organización y que se reúne todos los martes de 7 a 8 de la tarde en la Sede de la Mutua).

Fdo.: La Junta Directiva