lema

"Más de 55 años mirando al futuro" / "55 urte baino gehiago etorkizunera begira"

martes, 15 de enero de 2013

¿Lo sabe tu familia?

Hace unas semanas tuvimos la ocasión de leer un artículo sobre los Seguros que contratan algunas personas y de los cuales sus familiares no tienen ningún conocimiento. El artículo publicado en la web de Invertia, titulado "500.000 personas descubren que un familiar fallecido tenía un seguro de vida", es muy esclarecedor ya que en él se dan una serie de cifras que convendría tener en cuenta.

Según datos facilitados por el Ministerio de Justicia, encargado de gestionar desde 2007 el registro que recoge la relación completa de Seguros contratados y la relación de personas titulares y beneficiarias de los mismos, un total de 488.065 consultas "han dado resultado positivo, es decir, tenían asociada alguna póliza". Esto ha permitido a muchos beneficiarios poder disfrutar de las ventajas de esos seguros.

El otro día, mientras leíamos esta noticia, nos planteábamos si algo similar podría ocurrir en nuestro caso, es decir, que hubiese personas que actualmente forman parte de nuestra Mutua pero no lo saben.
A este respecto, recordaros que nuestra Mutua Funeraria tiene clasificados a sus mutualistas en dos grupos: 
  1. Personas Titulares: personas que en su día se dieron de alta y asumen el pago de la cuota anual de las personas de su "unidad familiar" (beneficiarias), las cuales están bajo su responsabilidad.
  2. Personas Beneficiarias: personas que forman parte de la "unidad familiar" de una persona Titular, y que podrán también disfrutar de todos los servicios que ofrece nuestra Mutua.
En alguna ocasión, y debido a las nuevas unidades familiares que se van formando a lo largo de los años, hemos podido constatar que algunos Beneficiarios (hijos o hijas de un titular, por ejemplo) desconocen que su padre o madre era socio o socia de la Mutua e, incluso, que ellos mismos ya estaban apuntados y, por lo tanto, que ya eran beneficiarios. La razón principal de este desconocimiento es que su padre era quien se encargaba directamente de asumir el abono de la cuota anual y no les había comentado nada.

Por lo tanto, y para que no nos ocurran cosas como las recogidas en la noticia a la que hacíamos referencia al inicio de este post, te aconsejamos que si eres socio o socia de nuestra Mutualidad, no olvides informar a tus más allegados (e incluso a tus amigos) de tal circunstancia. Todo ello redundará en beneficio no sólo de tu familia (quien podrá disponer de un mejor servicio en momentos difíciles como puede ser el fallecimiento de un familiar), sino de la propia Mutua (que podrá tener así todos sus datos perfectamente actualizados).

Fdo.: La Junta Directiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos tu opinión... / Idatz ezazu zure iritzia...